martes, 14 de noviembre de 2017

RESEÑA: Familia de papel de Romina Naranjo





¡Hola, lectores! Después de mucho tiempo con el blog abandonado, he vuelto con las pilas cargadas (o eso espero) con la reseña de un libro que recibí hace un tiempo ya de ROMANTIC EDICIONES.
Se trata de Familia de papel, una novela de la autora Romina Naranjo que me ha gustado pero a la vez tiene elementos que me han chirriado.
Vamos con la reseña.



RESUMEN

Familia de papel cuenta la historia de la familia Montes, cuya vida da un cambio radical el día que Fernando, el padre y cabeza de familia, se encuentra en su trabajo (es policía) el caso de Alejandro, un niño que ha sido abandonado por sus padres, y decide llevarlo a su casa y criarlo como un hijo más junto a su hija Emma, una niña superdotada que no se toma en principio muy bien lo de dejar de ser la niña mimada y el centro de atención de sus padres. Pero la cosa cambia y pronto Alejandro y Emma desarrollan un vínculo muy especial y se vuelven inseparables, sin saber que cuando sean mayores este vínculo se convertirá en amor, y les traerá muchos problemas, ya que Fernando no ve esta relación con buenos ojos.

OPINIÓN PERSONAL

Tenía muchas ganas de leer este libro, porque aunque la novela romántica contemporánea no suele llamarme mucho la atención, el argumento de esta me parecía interesante y diferente. No se si os pasa que antes de leer un libro con una premisa que os llama mucho la atención, empezáis a fantasear con lo que pasará (o lo que os gustaría que pasara) y os haceis una idea de una historia y personajes que no tienen nada que ver con lo que hay en el libro... Y luego os decepcionáis.
Pues eso es lo que me ha pasado a mi. La historia no se desarrolló como yo quería ni los personajes tenían la personalidad que yo esperaba y eso me decepcionó un poco.
Aún así, debo decir que mi opinión viene influída por mi imaginación y mi preferencia en novela romántica histórica (que le voy a hacer, me parece más romántico llevar enaguas que vaqueros y un teléfono móvil, he nacido en la época equivocada) y el libro a quien prefiera novela actual seguramente le gustará mucho, porque está muy bien y es realmente entretenido.
Hay tanto drama entre estas páginas, que a veces me he preguntado si estaba leyendo uno de los culebrones de mi abuela y no me había enterado.

Para hablar de los personajes primero debemos empezar por Alejandro, ya que el libro está casi narrado desde su punto de vista. Este hombre no ha tenido una vida fácil. Abandonado por sus padres de niño, casado con una mujer que acaba de fallecer para olvidar el amor que siente por su hermana adoptiva, odiado por el hombre que lo adoptó por estos sentimientos y con un bebé de apenas un año que tendrá que criar el solo... el pobre está hundido en la profunda miseria. Debo decir que estoy acostumbrada a que en este género literario los libros estén en su mayoría desde el punto de vista de la chica y me ha resultado refrescante que en esta ocasión la autora se centre tanto en el protagonista masculino y que demuestre que este tambien ama, sufre, lo pasa mal, llora y en general que es un ser humano y no una máquina de masculinidad y testosterona, que parecería que estuviera prohibido que en este género los hombres muestren sus sentimientos (un olé por Romina). El pobre lo pasa tan mal, tiene tanto sentimiento de culpa dentro de el que dan ganas de envolverlo en una mantita, darle un chocolate caliente, ponerle una maratón de FRIENDS y decirle que no está solo.
Me ha encantado la forma que tiene de querer a Emma, la trata con un respeto enorme y que tampoco es carácterístico en este género, no es celoso ni posesivo y eso le ha sumado puntos al libro.
Siempre es tierno y atento con ella, mas de una querreis llevaroslo a casa 😂😂😂

Emma siempre ha sido la niña de los ojos de sus padres. Desde pequeñita le han inculcado que es especial por ser superdotada y ha recibido demasiada atención, lo que al principio del libro la hace ser un poco repelente con Alejandro ya que está celosa de la atención que este recibe de sus padres, ya que al ser hija única no está muy acostumbrada a compartir.
Creo que Emma es el personaje menos desarrollado de la historia, sobre todo teniendo en cuenta que es la protagonista. Queda claro en ella que es una chica familiar y trabajadora, y se pasan todo el libro diciendote que es muy lista, que es superdotada y superespecial... Pero yo no veo rasgos de una inteligencia superior en ella. Es un personaje femenino normal y poco desarrollado  y desde mi punto de vista, a veces flojea. 

El personaje para odiar de este libro es Fernando. Un patriarca obsesionado con tener una familia perfecta y controlar a todos y cada uno de sus miembros, empeñado en separar a Emma y Alex. Tiene unas actitudes muy poco racionales y a veces me daban ganas de entrar en el libro y darle de collejas.

En conclusión, es un libro entretenido, con plot twits muy previsibles y que os gustará si sois amantes del drama fácil y los amores prohibidos. Por mi parte, los dramas quedan mas elegantes con un buen miriñaque.



PUNTUACIÓN
3 unicornios de 5

Y hasta aquí la reseña, ¡nos leemos pronto!


3 comentarios:

  1. Hola! Qué bueno tenerte de vuelta, cuando comencé a leer tu reseña pensé que se traba de niños en plan 8 años, jajaja... Yo también nací en la época equivocada, y no me encanta el romance contemporáneo, pero hay grandes sorpresas por ahí. Aunque este libro tampoco parece que ofrezca algo especialmente diferente. Respecto a lo de hacerse grandes ilusiones, yo más bien soy al revés, tiendo más a esperar lo peor de todo y luego me sorprenden gratamente. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Ana, te envidio por saber no hacerte ilusiones 😭 Gracias por tu comentario, un beso muy grande 😘😘😘

    ResponderEliminar
  3. Hola, lo leí hace algún tiempo, se deja leer, nada del otro mundo pero para pasar el tiempo no esta mal.

    ResponderEliminar